jtemplate.ru - free templates joomla

Nuestro Modelo ©

En la actualidad el trabajo del alumno en un proceso de formación ha cambiado, ya no es un mero receptor pasivo de información que sólo ha de demostrar que ha comprendido y ha aprendido unos contenidos. Hoy el alumno se alza en un rol más activo y dinámico en la adquisición de conocimientos y en el desarrollo capacidades. Un nuevo escenario para la formación en el que el rol del formador también se ha transformado, ha dejado de ser el protagonista y el poseedor del conocimiento para adquirir una función más centrada en la conducción, el asesoramiento y el auxiliar en el viaje del alumno hacia el conocimiento.

Educa Consulting S.L. tiene como meta acompañar al educando en ese proceso y para ello, propone dividir la acción formativa en cuatro fases más una previa de contacto y estudio previo de la oferta:

Fase 0. Antes de pasar a la acción, estudiar y planificar.

Ofrece al educando una información que sensibilice y despierte el entusiasmo por los contenidos que se van a tratar antes de la sesión formativa. Una visión panorámica que le permita introducirse de lleno en el debate y en el aprovechamiento de la sesión formativa.

Fase 1. Una intervención previa a la acción formativa. Aprender antes de la sesión.

Ofrece al educando una información que sensibilice y despierte el entusiasmo por los contenidos que se van a tratar antes de la sesión formativa. Una visión panorámica que le permita introducirse de lleno en el debate y en el aprovechamiento de la sesión formativa.

Fase 2. Una acción formativa práctica y participativa.

La participación en una acción formativa práctica, en la que el entrenamiento ayudará a fijar conocimientos y capacidades.

Fase 3. Unas acciones de seguimiento post-formación

Ofrece al alumno apoyo posterior a la acción formativa con un asesoramiento que permita afianzar los conocimientos adquiridos y valorar los efectos y los resultados de ese aprendizaje en el desempeño de su tarea.

Fase 4. Medición del retorno

Ofrece a la organización un análisis evaluador de los cambios en la productividad tras la formación y realizar un seguimiento del retorno de la inversión realizada.
 

¿Por qué estas fases?

Esta división del proceso de aprendizaje en cuatro etapas y el amplio abanico de recursos didácticos que ofrecemos garantiza la gestión de la acción formativa con nuestros clientes, permite medir la repercusión del aprendizaje y la efectividad del mismo en aquellas tareas para las que ha sido requerido.

Educa Consulting S.L. gestiona el proceso de enseñanza aprendizaje centrándose en un conjunto de subprocesos sistematizados a través de protocolos y de procedimientos que garantizan la calidad de los programas educativos. Gracias a esta sistematización se dan respuestas ágiles, flexibles y ajustadas en cada una de las acciones formativas. La buena gestión en la puesta en marcha, ejecución y evaluación de cualquiera de los proyectos nos aleja de la improvisación y nos permite garantizar la calidad de los resultados.